Historia

Nos preguntan muchas veces cómo se nos ocurrió a mi hijo Carlos y a mí crear ColibríSurf  y fabricar artesanalmente handboards para bodysurf.

Desde siempre me han gustado los deportes de deslizamiento, hice skate con los primeros Sancheski de madera, esquié en nieve desde muy pequeño, cuando llegó el windsurf me enganchó tanto que monté una escuela en  los años 80. Luego llego el bodyboard, el surf,…Carlos (hijo), es otro apasionado de los deportes de deslizamiento, esquí, snow, surf, skate y bodysurf.  Hizo con su hermana Patricia un viaje de surf a las playas de San Diego, California.

A la vuelta del viaje, me enseñaron fotos de bodysurfers y nos pareció extraño que en España no se practicara, siendo un deporte más antiguo y más sencillo que el surf, que sólo necesita un equipamiento muy básico y que da unas sensaciones fabulosas.

 

 

Empezamos a investigar y tuvimos que aprender las técnicas de shape, consultamos con reconocidos shapers americanos y australianos. Decidimos que el material que nos gustaba era la madera y lo más complicado fue encontrar madera de Paulownia.

 

Luego vino el aprendizaje trabajando la madera, tratamientos, herramientas y técnica. Para esto hablamos con carpinteros, luego vinieron los primeros prototipos y las pruebas en el agua. La primera handboard no era muy agradable a la vista, el pajarillo nos quedó muy escuchimizado, pero funcionaba en el agua.

 

Las primeras handboards las hacíamos en la terraza, hasta que un día “nos echaron de casa” y encontramos un taller en pleno centro de Madrid.

Empezamos fabricando las tablas para nosotros, luego haciéndolas para los amigos y familia. Aunque ahora el proyecto ha crecido, el espíritu sigue siendo el mismo: cada handboard ColibríSurf es única. Hacemos cada tabla a mano, una a una, no hay 2 iguales.

Carlos (hijo) prueba los prototipos, es quién propone cambios para ir mejorándolos, sugiere nuevos shapes… En el taller se encarga del acabado fino y del barnizado con aceite de linaza. Lo compatibiliza con los estudios y yo con mi trabajo de publicista.

Nuestro campo de pruebas es la Playa de Patos (Nigrán, Galicia), las Playa de Ancora y Afife (Norte de Portugal) y las playas de Sagres (Sur de Portugal).

Además contamos con 3 embajadores de la marca que utilizan nuestras handboards en competiciones en Perú, Brasil y Norte de España. Nos hacen recomendaciones, sugieren mejoras y validan nuestros diseños.

Esperamos que nuestras handplanes os gusten tanto como a nosotros hacerlas. Buenas olas!