Surf en la palma de la mano


“El bodysurf es tan complementario a lo que está haciendo la ola…para mí es la mayor interacción que existe, entre el hombre y la naturaleza” Mike Stewart .

El bodysurf es la forma más pura, sencilla y radical de coger olas. En el bodysurf te deslizas tumbado sobre tu cuerpo, con uno o los dos brazos estirados, para surfear y barrenar  por las olas. Podemos usar un handplane y unas aletas para coger velocidad al nadar para coger la ola. Permite aumentar la sustentación y la velocidad.  Los handboards más pequeños son para olas más grandes y bodysurfers más experimentados.

Fabricamos los handboards – handplanes con madera de Paulownia. Hacemos varios acabados de tablas de 12″ 16″ y 17″ en las que varía el grip y el tail. Este influye levemente en el surf, es más una cuestión de gustos. Los diseños del shape, tamaños y proporciones, son el fruto de muchas pruebas de deslizamiento y barrenas en distintos tipos de ola en las playas del norte de España y Portugal.

Diseñamos dos tipos de grip, “hole” o hueco, el tradicional y minimalista y con “strap” o cincha de tres velcros, que permite barrenar olas más grandes.

Realizamos dos tipos de acabados:

Línea natural, protegida con 2 capas de aceite de linaza+ trementina. Línea de color, decorada con pinturas acrílicas y protegidas con 3 capas barniz sintético de resinas sin plomo ni metales pesados y con filtro UV.

La bolsa en la que recibes la handplane es un saco de yute reciclado, utilizados para transportar el café en grano a España desde los países productores (Honduras, Vietnam, Costa Rica, Kenia….). Las elaboramos también a mano.

La madera de Paulownia, también llamada Kiri, es originaria de China, destaca por su ligereza similar a la madera de balsa, con una densidad media de entre 250/290kg/m3, con una relación resistencia-peso similar al aluminio.

Es un árbol de cultivo sostenible, ecológico, ya que según se van talando se plantan brotes nuevos y es de crecimiento rápido. En Japón de utiliza para fabricar desde instrumentos musicales  (pipa, koto, gayageum, guqin, guzheng…) hasta el típico calzado agrícola (geta).

Es impermeable y es imputrescible por la acción del agua salada. Con flotabilidad neutra, a la vez que flota mucho, sea fácil hundirla, lo que convierte el handboard en una ayuda a la hora de nadar.

La usaban los primeros nativos de la Polinesia como alaias para coger olas, y para fabricar paipos en las Islas Hawai.

La madera que utilizamos está cultivada en China, en plantaciones sostenibles certificadas.